Todo lo que necesitas saber sobre los peces guppy: características cuidados y reproducción

Los peces guppy, conocidos científicamente como Poecilia reticulata, son pequeños peces tropicales de agua dulce que han ganado una inmensa popularidad entre los aficionados a la acuariofilia debido a sus vibrantes colores y su naturaleza juguetona. En este artículo, profundizaremos en las características, cuidados y consejos para la cría de los guppys.

Características de los peces guppys

Los guppys son originarios de las aguas dulces y salobres de Sudamérica, concretamente de países como Brasil, Guyana y Venezuela. Su vida media es de unos 2 ó 3 años, y algunos ejemplares llegan a vivir hasta 5 años en condiciones óptimas. He aquí algunas características clave de los peces guppy:

  • Colores vibrantes: Los guppies son conocidos por sus impresionantes y variados patrones de color. Vienen en varios tonos de rojo, naranja, amarillo, azul, verde y morado. Sus colas y aletas pueden ser largas, fluidas y con bonitos dibujos.
  • Dimorfismo sexual: Los guppys presentan dimorfismo sexual, lo que significa que machos y hembras tienen diferencias físicas claras. Los machos suelen ser más coloridos, mientras que las hembras son más grandes y tienen una aleta anal en forma de abanico llamada mancha grávida.
  • Tamaño pequeño: Por término medio, los guppys miden de 1,5 a 2,5 pulgadas de largo, lo que los hace ideales para acuarios pequeños.
  • Adaptabilidad: Los guppys son peces resistentes y pueden tolerar una amplia gama de condiciones del agua. Sin embargo, prosperan en aguas cálidas, con temperaturas que oscilan entre 30 y 40 °C.
    • Necesidades de cuidado de los peces guppy

      Cuidar adecuadamente a los peces guppy es crucial para garantizar su salud y longevidad. Éstos son algunos de los cuidados esenciales que hay que tener en cuenta:

      1. Instalación adecuada del acuario

      .

      Se recomienda un acuario de tamaño adecuado, con una capacidad mínima de 10 galones, para un pequeño grupo de peces guppy. Asegúrate de que la pecera esté equipada con un calentador para mantener la temperatura ideal del agua, un filtro para una circulación eficaz del agua y una tapa para evitar que salten fuera.

      2. Condiciones adecuadas del agua

      Mantén la temperatura del agua dentro del intervalo recomendado de 72 °F a 82 °F. Además, mantén un nivel de pH entre 7,0 y 8,0, y proporciona agua ligeramente dura, preferiblemente con una dureza de 10 a 20 dGH.

      3. Dieta equilibrada

      Los cachorros son omnívoros, lo que significa que necesitan una dieta variada. Incluye copos de pescado de alta calidad, egagrópilas y alimentos congelados o vivos, como gambas de salmuera o larvas de mosquito. Aliméntalos en pequeñas cantidades varias veces al día para evitar la sobrealimentación y mantener la calidad del agua.

      4. Compañeros de tanque compatibles

      Los guppies son peces pacíficos que pueden vivir en un acuario comunitario. Sin embargo, evita alojarlos con especies agresivas o que muerdan las aletas. Los compañeros de tanque adecuados son otros peces tropicales pacíficos como los tetras, los mollies y los platies.

      Reproducción de los peces guppy

      Los guppy son reproductores prolíficos y pueden reproducirse rápidamente en condiciones óptimas. He aquí algunos puntos importantes relativos a la reproducción de los peces guppy:

      1. Diferenciar los sexos

      Identificar los sexos es crucial si pretendes criar guppys. Los machos tienen un cuerpo esbelto, colores vivos y un gonopodio, una aleta anal modificada que se utiliza para el apareamiento. Las hembras, en cambio, son más grandes, menos coloridas y poseen un punto grávido cerca de la aleta anal.

      2. Configuración del tanque de cría

      Para criar guppys, crea un tanque de cría separado con muchos escondrijos utilizando plantas vivas o decoraciones artificiales. Asegúrate de que las condiciones del agua son óptimas, con una temperatura en torno a los 28 °C y un pH ligeramente alcalino.

      3. Introducción de machos y hembras

      Introduce una o más hembras en el tanque de cría por cada macho para evitar el estrés y el acoso excesivos. Vigila el comportamiento de los peces y retira a cualquier individuo agresivo para proteger a las hembras preñadas, ya que los machos pueden molestarlas durante la gestación.

      4. Gestación y cuidado de los alevines

      Los peces guppy tienen fecundación interna, y las hembras pueden almacenar esperma para fecundar varias tandas de huevos. El periodo de gestación suele durar entre 21 y 30 días. Una vez nacidos los alevines, sepáralos de los peces adultos, ya que pueden convertirse en presas. Alimenta a los alevines con copos triturados o comida en polvo especialmente formulada para peces hasta que crezcan.

      5. Crecimiento y desarrollo

      Los alevines alcanzan la madurez sexual en torno a los 3 ó 4 meses de edad. A medida que crecen, puedes empezar a notar una coloración y unos patrones distintivos. Con el tiempo, estos peces jóvenes se convertirán en adultos completamente maduros y podrán tener su propia descendencia, continuando así el ciclo de la vida.

      En conclusión, los peces guppy son una opción popular tanto para acuaristas principiantes como experimentados debido a sus impresionantes colores, facilidad de cuidado y fascinantes comportamientos reproductivos. Si les proporcionas un entorno adecuado, una dieta equilibrada y unas condiciones óptimas para la reproducción, podrás experimentar la alegría de ver prosperar a estos hermosos peces en tu acuario.

      Peces guppy.

Deja un comentario

Esta página web utiliza cookies   
Privacidad